Dom. Abr 5th, 2020

La historia de amor que guarda la canción “Te llevo para que me lleves” de Gustavo Cerati

2 minutos de lectura

No podemos negar que Gustavo Cerati desarrolló una carrera solista de manera impresionante cuando repentinamente Soda Stereo dejó de girar para promocionar el disco Dynamo. Era el año 1993 y el frontman de la banda más importante del rock latinoamericano estaba cansado. La rutina de componer-grabar-promocionar-girar estaba carcomiendo al cantante y decidió que era momento de frenar. Es en ese contexto que el hombre de cabellos rizados tuvo un sueño.

Fue así, apelando a sus más nobles recuerdos, que Gustavo ordenó sus ideas al recordar una historia de amor que lo mantenía vivo: La manera de cómo él y Cecilia Amenábar se conocieron cuando ella apenas tenía 17 años.

El encuentro ocurrió en medio de una conferencia de prensa, donde ambos aprovecharon el tiempo libre para intercambiar números telefónicos. Eso ocurrió un par de años antes de que a Gustavo se le apareciera la imagen de la joven chilena en medio de sus sueños. Definitivamente estaba enamorado.

Gustavo Cerati fue franco con sus sentimientos y sin rodeos, rozando la sinvergüenzura, llamó al teléfono de Amenábar para preguntarle ‘¿Cuándo nos casamos?’.

Una vez pasado el tiempo, Cecilia adquirió un departamento en Providencia en el que viviría sola y comenzaría su propio camino. La chilena solía estudiar arquitectura, sin embargo decidió dejarlo al rato para entrar a estudiar cine. Cerati viajó a ver a su nueva amante y estuvieron juntos mientras ella se preocupaba de terminar sus exámenes de la universidad.

Cuando Cecilia cumplió 22 años recibió la noticia de que estaba embarazada. Fue en ese momento cuando la pareja decidió contraer matrimonio. Para ese entonces, Cerati optó por vivir en Chile mientras esperaba el nacimiento de su primer hijo: Benito. Todo lo anteriormente contado tiene que ver con el origen de la canción ‘Te Llevo Para Que Me Lleves’, la que aparece en el debut solitario del músico.

‘Era él llevándome a mí y yo a él, de un lado para otro, en la montaña, en el avión. Siempre andábamos en la calle bailando o cantando’, dijo Cecilia Amenábar en entrevista con el medio argentino Página/12. ‘Una vez que él tenía libre en la gira de Dynamo, en Venezuela, salimos a un parque de diversiones. Ahí empezó lo de tú me llevas y yo te llevo. A la vuelta en el hotel, estaba con el cuadernito escribiendo la letra del tema’, agregó la ex esposa de Cerati.

‘Pese a que Gustavo en uno de los temas dice que me ama, lo que me hizo sentir halagada y correspondida, todo eso era también por el hijo que venía en camino. Un triángulo. No era sólo una pareja, sino una situación de a tres’, finalizó Amenábar.

Facebook