¿Sabías que las colillas de cigarros tardan 10 años en degradarse?

Hace décadas, el hábito de fumar ha sido parte del desarrollo de muchas sociedades alrededor del mundo. Como sabemos, el consumo de estos productos, afectan nuestra salud, sino además de los que aspiran el humo. Sus componentes también genera severos daños al ambiente, ya que la combinación de los componentes de la colilla de cigarro hace que su tiempo de degradación oscile entre uno y diez años

El principal problema se origina porque la materia prima para su fabricación es el acetato de celulosa, un plástico que tarda diez años en deshacerse”, enfatizó la Dra. María Quintana, jefa de la Carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH)

La profesional comentó que se estima que una colilla de cigarrillo contiene más de 8.000 sustancias contaminantes o que pueden reaccionar con otros compuestos del medio para producir contaminantes. Asimismo, cada 300 cigarrillos fabricados equivalen a la tala de un árbol. Esta deforestación es un factor del cambio climático, ya que se pierden árboles que eliminan el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

Eso no es todo, las colillas de cigarrillo suponen ya el 30% de la basura mundial, por delante de los plásticos y envases, y en algunas zonas implican un alto riesgo medioambiental porque llegan a los ríos o canales que conectan directamente con el mar sin ningún tipo de mediación de depuradoras. Se calcula además que cada colilla puede contaminar hasta diez litros de agua. “Durante su periodo de degradación suelta pequeñas fracciones de papel, de hebras de tabaco o del acetato de celulosa que conforma las fibras de los filtros (un material plástico). Por ejemplo, de encontrarse en el mar, pueden ser ingeridas por animales acumulándose en su estómago con peligro no solo para su salud, sino también de que pasen a la cadena trófica”, reveló la jefa de la Carrera de Ingeniería Ambiental de la UPCH.

De acuerdo con los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 10 mil millones de colillas de cigarrillos son arrojadas a la basura diariamente. Asimismo, estudios recientes demuestran que la mayoría de los productos tóxicos del tabaco quedan adheridos a la colilla, por tanto, no basta con aplastarla o pisarla, tampoco botarla en la papelera o tachos de basura.

¿Estás consciente sobre los riesgos que generan las personas por fumar? Es momento de reflexionar.