Estudio señala que las personas que caminan más rápido viven más que los que andan más lento

Si eres de las personas que suele caminar rápido por la calle, te tenemos una buena noticia. Resulta que según un estudio, aquellas personas que andan apuradas tienden a vivir varios años más que quienes andan a paso de tortuga.

Según publica El Confidencial, la investigación, que fue llevado a cabo por científicos de la Universidad de Leicester (Inglaterra) y publicado en la revista médica de la Clínica Mayo, usó datos de 474.919 personas británicas que tenían una media de 52 años. Tras analizarlos descubrieron que la esperanza de vida de las mujeres que caminaban rápido en su día a día era de unos 87 años, mientras aquellas que no tenían prisa por llegar a su destino era muy inferior: apenas 72 años.

En el caso de los varones, la esperanza de vida de aquellos que se desplazaban rápido a diario era de 86 años, mientras la de los varones que caminaban despacio o más tranquilos era de sólo 64. La media de velocidad en el primero de los casos era de unos 100 pasos por minuto, lo que equivale a casi 5 kilómetros por hora; mientras, en el segundo caso la media era de 50 pasos por minuto, unos 2,4 kilómetros por hora,

Según Tom Yates, director del estudio, “Los hallazgos sugieren que quizás la condición física sea un mejor indicador de la esperanza de vida que el índice de masa corporal. Alentar a la población a participar en una caminata enérgica puede agregar años a sus vidas”.

Además, en el año 2018 el mismo equipo de científicos publicó otra investigación que señaló que las personas de mediana edad que caminaban lentamente tenían el doble de probabilidades de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón y morir por esta causa, en comparación con aquellos que andaban rápido.

Si eres de los que camina lento, es momento de hacerlo más rápido (de ahora en adelante) para que tu salud mejores significativamente.