La dura vida que un joven lleva que vendió un riñón para comprar un iPhone

En las redes sociales, nos hemos tomado con humor los numerosos memes sobre “vender uno de nuestros riñones” para adquirir un bien o servicio. Pero, al parecer, esta broma se hizo realidad ya que Wang, un joven chino de 25 años, carente de vitalidad e independencia, se encuentra postrado en cama y requiere de cuidado constante de sus familiares y médicos a raíz de una situación ocurrida en 2011, cuando tenía solo 17 años. Siendo un adolescente, el muchacho tuvo la peor idea de su vida: vender uno de sus riñones para comprar un iPhone y un iPad

Según el medio Daily Mail, el sujeto recibió cerca de 3.000 dólares por el órgano, todo para probar a sus compañeros de clase que tenía la última tecnología. Sin embargo, tras la cirugía clandestina, su salud empeoró casi de inmediato: sufrió insuficiencia renal y quedó con serias dificultades para moverse.

Los responsables de la ilegal venta del órgano, incluyendo dos médicos, fueron encarcelados, con penas entre tres y cinco años. Asimismo, la familia de Wang recibió cerca de 220.000 dólares como compensación tras un juicio. Pero eso solo ha servido para costear los tratamientos y la salud de Wang, quien necesita diálisis a diario.

Moraleja: Nunca tomes en serio lo que tus amigos o las redes sociales comentan sobre “vender tu riñón” para conseguir algo que careces. Recuerda que lo material es pasajero.