Slash, guitarrista de Guns N’ Roses, confesó que dejó de fumar por su odio a Cher

Es sabido que las estrellas de la música están ligadas a los vicios. En ese sentido, Slash no ha sido la excepción. Tanto que ha dicho que podía fumar unos 60 cigarrillos al día.

A pesar de que la propia madre de Slash murió por cáncer de pulmón, Slash no se alejó de esta adicción. Fue ahí que comenzó a probar tabaco masticable y otras opciones. Pero no funcionó ninguno.

Es muy curioso que Slash nunca le agradó la música de la cantante Cher y para evitar su incomodidad, el guitarrista contó –en una reciente conversación para el programa “WTF With Marc Maron” – que solía salir una y otra vez de un concierto en el 2009 para fumar.

Según el músico, fueron tantos cigarrillos que fumó que terminó sufriendo una neumonía. Siendo motivo para dejar este vicio.

Desde entonces, Slash dijo que él mismo se había convencido de no fumar más, pero Cher lo llevó a un punto donde se volvió loco. Así que ese odio por la cantante californiana, ha llevado a que el guitarrista de la eterna melena lleve casi 10 años sin fumar.