Jue. Nov 14th, 2019

Conoce a Greta Thunberg, una escolar de 16 años que moviliza a millones en el mundo para luchar contra el cambio climático

3 min read

En las últimas décadas, estamos experimentando una de las peores crisis ambientales jamás registradas en la historia de la humanidad debido a la actividad extractiva que sobrepasó sus límites y la contaminación desenfrenada que el ser humano genera con los residuos sólidos y orgánicos.

Para revertir las serias consecuencias de este problema global, primeramente seamos conscientes que nosotros, organizaciones ecológicas y la clase política debemos trabajar pensando en el futuro de las generaciones próximas. En esa línea, un acto noble de una adolescente de 16 años viene captando la atención de millones alrededor del globo luego de que Greta Thunberg, de apenas 16 años ya es una personalidad mundial por su lucha contra el cambio climático.

Seguidores de Greta frente a la ONU

Su historia comienza cuando en su Estocolmo natal decidió no asistir a la escuela hasta las elecciones generales de Suecia de 2018. Estaba en noveno grado y llevó adelante una «huelga escolar por el clima». Tras la ola de calor y los incendios forestales en Suecia de ese año decidió presentarse frente al parlamento en horario escolar para que su país cumpla con las reducciones de emisiones de carbono. Tal lo pactado en la cumbre de París.

Lleva años llevando su mensaje alrededor del mundo para que de una vez por todas, declaraciones muy correctas, como el protocolo de París, se lleven a la práctica.

Sin embargo, tengamos en cuenta que a poco de llegar al Gobierno, el presidente Donald Trump anunció que los Estados Unidos se desvinculaban de los objetivos de esa cumbre climática. Es el país que más contribuye al efecto invernadero, pero esos datos no atraviesan las paredes de la Oficina Oval.

En la antigua gestión había otra realidad. El expresidente Barack Obama se reunió con Greta. Barriendo cualquier tipo de distancia o jerarquía Obama fue contundente: «Tú y yo somos un equipo».

Además, en abril de este año, en la Plaza San Pedro, tuvo un encuentro con el Papa Francisco, donde la adolescente le dijo: «Gracias por defender el clima y decir la verdad. Significa mucho para mí». El Papa respondió: «Dios te bendiga, sigue trabajando, continúa. Adelante, sigue adelante».

Greta Thunberg junto al Papa Francisco

Poco después se embarcó en un velero que no realiza emisiones de carbono. Cruzó el Atlántico para desembarcar en los Estados Unidos. Llegó el 28 de agosto a Nueva York. Desde entonces viene preparándose para la cumbre joven del Cambio Climático, auspiciada en esa ciudad por las Naciones Unidas.

Greta llega a Nueva York en un velero no contaminante

Tras estos hechos, muchos consideran que Greta está más que calificada para ser nominada al premio Nobel de la Paz. Ella sigue adelante con su tarea.

El lunes dará su discurso en la Cumbre sobre el clima. Viene de una presentación clara y contundente en el Capitolo de Washington. Ante los legisladores norteamericanos urgió a tomar medidas concretas.

«Esto no hará más que empeorar si postergamos nuestro accionar«, ratificó Greta con una lucidez desafiante para sus anfitriones.

Greta en el Congreso de los EE.UU.

Alguno puede creer que lo hace por una suerte de romanticismo juvenil. O peor: que se mueve «manipulada» por alguien o por alguna organización. Greta lo sabe, por eso, repite cada vez que puede:

«No quiero que me escuchen a mí, quiero que escuchen a los científicos». Solo queda que entiendan el mensaje. Y comiencen a hacerle caso.

Deja un comentario

Facebook