En Junín, 7 de cada 10 niños se alimentan con leche materna exclusiva

A nivel regional en base a la Encuesta demográfica y Salud Familiar (ENDES), la región Junín ocupa el 8 puesto a nivel nacional en lactancia materna exclusiva, con el 76% de los niños menores de 6 meses que reciben este alimento exclusivamente, es decir de cada 10 niños, 7 menores de 6 meses consumen solo leche materna, indicó la Lic. Nut. Connie Solano Auccapoma, de la Dirección Ejecutiva de Promoción de la Salud (PROMSA) de la DIRESA Junín.

Con el objetivo que más niños y niñas menores de 6 meses se alimenten con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y a partir de esta edad incluir alimentos de acuerdo a su edad. La especialista de la DIRESA JUNIN nos explica por qué una madre debe brindar leche materna a su bebé y qué hacer si retorna al trabajo o se separa de su bebé.

La lactancia materna es importante tanto para el niño como para la madre. La leche materna es un tejido vivo que provee a los niños células que lo defenderán contra ciertas enfermedades como las enfermedades infecciosas respiratorias y las enfermedades diarreicas, en ese sentido la lactancia materna permitirá que el niño tenga menos episodios de diarrea. Por tanto, la leche materna tiene todos los nutrientes que él bebe necesita para un crecimiento saludable y desarrollo óptimo.

Publicaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS) refieren que los niños que son alimentados con leche materna tienen más puntos en su coeficiente intelectual a comparación de los niños que no han tenido la oportunidad de recibir la leche materna. Así mismo el amantamiento fortalece el vínculo de amor entre la mama y él bebe.

Así mismo la práctica del amamantamiento que es la acoplación de la boca del bebe con el seno de la mama, trae beneficios en el desarrollo del habla del niño. “El niño al amamantar fortalece los músculos masticatorios y fortalece sus músculos del habla, es así que los niños que tienen el amantamiento tienen el mejor desarrollo del habla”, indicó la nutricionista.

Los beneficios para la madre son, prevención de la diabetes, obesidad, el cáncer de mama y cáncer de ovario.

La leche materna contribuye en la sostenibilidad del medio ambiente, ya que una mamá que está dando de lactar, que no utiliza sucedáneo de la leche materna, no utiliza leches artificiales, tampoco va utilizar biberones y tetinas de material plástico.

Es importante mencionar que las mujeres que dejan a los hijos al cuidado de otras personas o familiares, pueden seguir alimentando a sus hijos con leche materna. Es decir, la madre debe extraerse la leche materna y conservarla en el congelador para que luego la persona que cuide al niño pueda descongelar esa leche y brindársela. Es importante mencionar que la leche congelada dura hasta 3 meses sin afectar las propiedades nutricionales, enfatizó Connie Solano.