Actores de “Rápidos y Furiosos” exigen no perder sus peleas en los rodajes

Cuando escuchamos el título “Rápidos y Furiosos”, se nos viene a la cabeza las palabras: taquilla, autos deportivos, explosiones y testosterona. En la saga, este mix de palabras nunca falla.

Aunque usted no lo crea, los directores y productores de la cinta han tenido que lidiar con los egos de sus protagonistas, los que llegan a ser tal que en sus contratos estipulan condiciones que pueden sonar ridículas. ¿Cómo así? Bueno, resulta que un reportaje del Wall Street Journal dio a conocer detalles sabrosos de las exigencias de Vin Diesel y Dwayne Johnson, para que en la pantalla no muestren ningún tipo de debilidad. Además, es sabido que entre los dos musculosos no hay muy buena relación, por lo que seguramente en las peleas ninguno quiere perder.

Por ejemplo, Diesel hace que su hermana lleve la cuenta de todos los golpes que recibe en cada escena y así asegurarse de cuántos golpes debe dar su personaje. De esta forma no queda como “perdedor”. Lo mismo hace Johnson, luchador de la WWE, quien en su contrato exige que su personaje por lo menos de la misma cantidad de golpes que los que recibe.

Otro personaje que ha seguido la misma línea es Jason Statham, quien en su contrato exige que su personaje jamás pierda una pelea. Algo parecido a lo que pide “La Roca”, donde ha llegado a dejar en claro que si su personaje pierde una batalla, debe permanecer sentado en vez de terminar tendido en el suelo, solo para mostrar menos debilidad. Johnson llega incluso a reclutar a productores, editores y coordinadores de pelea para asegurarse del número de golpes que recibe. Es como ese viejo dicho donde entra un actor y quiere más primeros planos, dice un editor que prefiere mantenerse en el anonimato.