Según investigación, la vida de los hombres mejora al tener una hija

Cuando una persona tiene un hijo o una hija, su vida cambia radicalmente a tal punto que ciertos hábitos pasan a estar en segundo y/o tercer plano. Pues, de acuerdo a una investigación, los varones cambian su vida cuando llega al hogar una niña.

Para llegar a esta conclusión, el estudio científico, que fue desarrollado por la Harvard Business School, grabó a más de 50 hombres con sus bebés, estableciendo que los varones que tienen niñas experimentan más cambios positivos que aquellos que solo tienen hijos varones.

Entre las mejorías, están en que se vuelven más cariñosos, es decir, suelen pasar más tiempo hablando con sus hijas y cantándoles desde que son unas bebés. Eso les provoca un aumento significativo de testosterona y oxitocina. Además, pasan un 60% más tiempo con ellas, y durante ese lapso, hablan más sobre sus emociones.

Según unos psicoterapeutas, esto se debe a que los hombres aprenden lo que significa ser mujer, cambiando su perspectiva masculina. Exploran su lado más sensible, aprenden a negociar y a valoran más a las mujeres en general. Como es lógico, esto no sucede cuando se tiene un hijo varón, pues en este caso los tratan con las mismas normas con las que ellos fueron criados.