Jue. Nov 21st, 2019

Estudio determina por qué una persona sigue comiendo pese a no tener hambre

2 min read

Si en algún momento no paraste de comer pese a que ya estabas satisfecho(a), esta nota es para ti. Resulta que un grupo de científicos estadounidense encontró la explicación a este problema en el circuito cerebral que produce al momento de consumir alimentos por demás.

El hallazgo, realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, y publicado en la revista Neuron, sostuvo que “Este circuito parece ser la forma en la que el cerebro te dice que si algo sabe realmente bien, entonces vale la pena el precio que pagues por obtenerlo, así que no te detengas”, explicó Thomas Kash, que encabezó el estudio.

La existencia de este circuito cerebral de mamíferos podría ayudar a explicar por qué los humanos a menudo comen de más en un entorno moderno de comida «abundante y deliciosa», dicen los autores.

El circuito es un subproducto de la evolución, cuando las comidas ricas en calorías eran escasas, por lo que nuestros cerebros se acostumbraron a enviarnos la señal para devorar tanto como fuera posible, porque nadie sabía cuándo sería el próximo festín.

View this post on Instagram

Burgers or wings? 🍗🍔 📸: @feast24seven

A post shared by Love Food (@love_food) on

Además, el estudio explica que seguir ese instinto en un momento de abundancia, puede llevar a la obesidad, una enfermedad que afecta aproximadamente al 40 % de los adultos en Estados Unidos y que origina afecciones relacionadas, como la diabetes, enfermedades del corazón y cáncer.

Los expertos hallaron una red específica de comunicación celular que emana de la región del cerebro que procesa las emociones, motivando a ratones a seguir comiendo alimentos sabrosos aunque sus necesidades energéticas básicas hayan sido satisfechas.

Ese circuito se proyecta a diferentes partes del cerebro, incluidas las conocidas para regular la alimentación, y comienza en una región del cerebro que procesa las emociones llamada amígdala central.

View this post on Instagram

Burgers or wings? 🍗🍔 📸: @feast24seven

A post shared by Love Food (@love_food) on

No cabe duda que esta investigación puede ser fundamental para los futuros tratamientos contra la obesidad.

Deja un comentario

Facebook