Jugar con fuegos artificiales es señal de inmadurez y psicopatía

No cabe duda que la bienvenida del 2019 emociona a más de uno a tal punto que no sabemos cómo celebrarlo. A pesar de muchas campañas implementadas por diversos organismos gubernamentales y empresas privadas, hay muchas personas que incumplen y desacatan las leyes con el fin de divertirse y ponen en riesgo su propia integridad.

Ante ello, Freddy Vásquez, director de Emergencia del Instituto Nacional de Salud Mental, afirmó que quienes compran fuegos pirotécnicos prohibidos evidencian signos de inmadurez emocional y, en algunos casos, rasgos de psicopatía porque solo buscan ir contra la sociedad y las reglas que garantizan una sana convivencia. “No les importa lo que va a pasar y se creen por encima de la ley”, dijo.

La gente que sigue comprando estos artefactos no entiende que es pólvora y puede reventar en cualquier momento, como ocurre con la mama rata, que te puede dejar sin dedos. La ministra de Salud informó hace poco que un niño había perdido un dedo de la mano. Es inmadurez, irresponsabilidad y evidencia un problema cognitivo, de gente que no entiende lo que está haciendo”, añadió.

Luego, el funcionario agregó que este perfil se asemeja a quienes cruzan las calles por lugares prohibidos. “Siempre piensan que no les va a pasar nada o que el policía no los atrapara. Para muchos, el pirotécnico es el ingrediente que tradicionalmente acompaña esta clase de celebraciones. Ese es el enfoque de las fiestas de Navidad y fin de año y como nadie me dice nada y no hay mano firme para erradicar los lugares informales, entonces sigo”, finalizó.

Después de leer esta nota, ¿Comprarás fuegos artificiales?