¿Si lo tomamos de ejemplo? Prohíben venta de gatos y perros menores de seis meses en Gran Bretaña

Cuando caminamos por las calles, alguna vez hemos sentido tristeza y/o impotencia ver que en ciertos locales, gatitos y perritos están encerrados en vitrinas esperando ser comprados. Al parecer, las diversas campañas que muchas organizaciones que luchan para la protección de animales están dando frutos porque en Gran Bretaña se van a prohibir a las tiendas de animales, la venta de cachorros y gatitos de menos de seis meses, para frenar la explotación y los malos tratos infligidos a las mascotas.

Según estimaciones del departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos rurales (Defra), el 95% de la población está a favor de esta ley, que entrará en vigencia en 2019.

El proyecto de ley –que ya fue aprobado– se titula “Ley de Lucy”, en homenaje a Lucy, una cachorra rescatada de una “granja de cachorros” en País de Gales en 2013, que había pasado la mayor parte de su vida en una jaula, y sus caderas se habían fusionado producto de la falta de ejercicio.