Una vaca se salvó de ir al matadero gracias a su gran tamaño

Knickers, una vaca gigante australiana, que sobresale por encima del resto de bóvidos de su granja, se salvó de ser llevada al matadero debido a sus casi 2 metros de alto y sus 1400 kilos de peso.

Ante este hecho, Geoff Pearson, ganadero del rancho Lake Preston donde vive la vaca, señaló que “no solo es admirado por los medios de comunicación y humanos de todo el mundo, sino que el resto de animales de la granja lo siguen a donde vaya”.

A pesar de que su sacrificio hubiera sido muy lucrativo, Knickers no alcanza a entrar en las instalaciones del matadero, por lo que su dueño decidió dejarla vivir. “Es demasiado grande para las especificaciones de la cadena del matadero, sería demasiado pesado para las máquinas y probablemente estaría colgado tocando al suelo, por lo que habría problemas de contaminación, y sus cortes de carne serían demasiado grandes”, aseguró Pearson.