Reciente estudio revela que los perros saben qué hora es

Quizás te habrás dado cuenta que cuando llegas tarde a casa o no le das la comida a la hora exacta, tu perro actúa de manera distinta e incluso escuchas sus ladridos por todo el vecindario. Bueno, te contamos que estas y otras conductas de tu mascota acaban de ser explicados y es que los animales saben exactamente la hora que es. 

Así lo confirma un nuevo estudio publicado en Nature Neuroscience y desarrollado por investigadores de la Universidad Northwestern (EE.UU.), que lograron hallar algunas pruebas que indican que los animales pueden medir el tiempo con bastante exactitud.

La investigación consistió en examinar la corteza entorrinal medial del cerebro, donde descubrieron un conjunto de neuronas antes desconocidas que se encienden como un reloj cuando un animal está esperando.

El director del estudio y profesor de neurobiología de la mencionada universidad, Daniel Dombeck dijo que: “Este es uno de los experimentos más convincentes para demostrar que los animales realmente tienen una representación explícita del tiempo en sus cerebros cuando se los desafía a medir un intervalo de tiempo.”

Para llevar a cabo este estudio, primero se experimentó con ratones, a los que se midió la actividad de la corteza entorrinal en tanto realizaban una tarea que implicaba medir el tiempo. En un ambiente controlado por realidad virtual, tuvieron que hacer girar una rueda durante seis segundos para abrir una puerta y luego recibían comida como recompensa. Cuando se pensó que las cosas cambiarían si se quitara la puerta, los animales dieron vueltas a la rueda durante los seis segundos igualmente y se colocaron en el lugar en el que estaba la puerta, para recibir la recompensa. Esto demuestra que efectivamente, son capaces de controlar el espacio y el tiempo.

Mientras los animales corren por la cinta y van a la puerta invisible, vemos iluminarse las células que controlan el espacio; pero cuando los animales se detienen ante la puerta, esas células se apagan y se encienden otras. Fue una gran sorpresa y un nuevo descubrimiento”, explicó el docente.