Francia dio plazo de tres años a empresas para que cumplan pago salarial de manera equitativa para hombres y mujeres

Francia es conocido mundialmente por tomar decisiones importantes no solo en lo laboral, sino también en lo ambiental. Hace algunos meses te contamos que este país prohibió el uso de productos derivados de petróleo para cuidar nuestro medio ambiente.

Ahora, las empresas francesas con más de 50 empleados tendrán tres años para aplicar, de manera efectiva, la igualdad salarial entre hombre y mujeres que realizan el mismo trabajo. En caso contrario, recibirán multas equivalentes al 1% de su facturación.

Para ello, en una entrevista a la emisora France Info, la ministra del Trabajo, Muriel Pénicaud, explicó que este mecanismo entrará en vigor el próximo 1 de enero, cuando todas esas compañías tendrán que evaluar las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres.

Ese nuevo dispositivo establece “la fuerte ambición que se ha convertido en un objetivo” en una ley adoptada el pasado verano y que parte de la constatación del “sistema aberrante” que ha permitido la persistencia de esa fractura de género.

Además, Pénicaud añadió que en la actualidad hay una diferencia global del 9 % “por el mismo trabajo”, que en términos generales la remuneración de las mujeres durante su carrera profesional es un 25% inferior a la de los hombres y que sus pensiones son un 37 % más baja.

Una idea excelente que debe ser seguida por el resto de países del mundo.