Estudio revela el por qué algunas personas odian los abrazos

Como sabemos, el abrazo es un acto en la que dos personas deben ponerse de acuerdo para realizarlo por cualquier motivo. Pero como humanos, hay muchas personas que no les gustan, y aunque no lo creas hay quienes los odian, porque les resulta una situación incómoda e innecesaria.

Según una investigación de Comprehensive Psychology en la revista, un grupo de expertos explicó que el rechazo que sienten algunas personas de abrazar a otra, puede estar relacionado con la crianza de cada uno. El principal punto que puede explicar este repudio a estrecharse en un abrazo fraterno es que, a quienes fueron criados sin este apego, la sola idea de abrazar podría hacerles sentir incómodos.

Suzanne Degges-White, profesora de la University Northern Illinois y una de las autoras del estudio, explicó que: “En una familia que no era típicamente demostrativa físicamente, los niños pueden crecer y seguir el mismo patrón con sus propios hijos”, luetgo agregó que hay dos formas en que no tocarse puede afectar a un cuerpo en crecimiento: disminuir la capacidad de las personas a ser íntimas o compasivas, y bloquear la liberación de hormonas, que ayudan a los humanos a formar vínculos.

Ya lo sabes, primero debes conocer a la persona antes de ofrecerle un abrazo. Un consejo.