La ciencia dice que pelear con tu hermano te hace mejor persona con el tiempo

La rivalidad entre hermanos es normal en las familias. Los hermanos y las peleas que vienen con ellos pueden ser muy útiles más adelante en la vida, según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge que afirma que las rivalidades de hermanos pueden mejorar el desarrollo mental y emocional, aumentar la madurez y fomentar las habilidades sociales.

La doctora Claire Hughes en entrevista con The Guardian afirmó que: “Cuanto más combativos sean los hermanos y mientras más discutan y el mayor menosprecie al menor, van a aprender más lecciones complejas sobre la comunicación y las sutilezas del lenguaje. “Mientras más se molesten entre ellos, más van a aprender sobre regular sus emociones y cómo pueden afectar las emociones de los otros“.

Esta investigación fue posible gracias al trabajo colaborativo de 140 niños durante cinco años. Algunos de ellos tenían tan solo dos años cuando el estudio comenzó y los investigadores los sometieron a muchas pruebas, incluyendo observaciones de los niños mientras interactuaban con sus padres, hermanos, amigos y extraños. Por otra parte, los padres, maestros y los niños tenían que conceder entrevistas y llenar cuestionarios, y los investigadores también evaluaron la aptitud de los pequeños en el lenguaje.

Cuando la rivalidad de los hermanos se convierte en algo violento y constante, las consecuencias pueden ser devastadoras, pero cuando se trata de una simple relación con altibajos los dos pueden salir ganando. “La visión tradicional es que tener un hermano o hermana lleva a mucha competencia por la atención y el amor de los padres“, explicó la doctora, “de hecho, el balance de nuestra evidencia sugiere que el entendimiento social de los niños puede acelerarse por su interacción con sus hermanos en muchos casos“.

Desde ahora, cada vez que pelees con tu hermano debes pensar que te estás haciendo más inteligente para el futuro.