Paul McCartney recordó su estadía en una cárcel de Japón por nueve días: “Dejé de ser una celebridad”

Hace algunas semanas, el popular programa “Carpool Karaoke” de James Corden invitó a Paul McCartney para grabar uno de los mejores episodios de su historia, la cual nos entretuvo por 30 minutos mostrando otras facetas del ex Beatle.

Durante la noche del pasado lunes, se agregaron 30 minutos más de la entretenida reunión, donde el músico habló sorpresivamente sobre su arresto en el aeropuerto de Tokio, Japón en el año 1980, luego que la policía nipona encontrara marihuana en su maleta. “Todavía estoy confundido sobre cómo sucedió eso, pero sucedió”, le confesó a Corden. “Tenía algo de marihuana en mi maleta y terminé en la cárcel [por] nueve días. ¡De miedo!”, reveló.

En aquel entonces, las leyes de drogas eran particularmente estrictas en el país nipón. “Dejé de ser una celebridad”, admitió McCartney. Fue deportado del país y la gira fue cancelada.

Antes de que fuera enviado a casa, McCartney, conocido temporalmente como el Prisionero 22, fue persuadido para tomar un baño en común con sus compañeros reclusos. “Fue divertido, ya sabes, estar en una bañera con todos estos japoneses”, recordó el ex Beatle sobre la inédita y particular situación.