Estudio afirma que las personas que sonrojan con facilidad son más generosos y confiables

¿Eres de los que se enrojece cuando sientes una pizca de vergüenza o sin causa aparente? Si atinas a estas preguntas, esta nota es para ti.

De acuerdo a un estudio realizado en Journal of Personality and Social Psychology, señala que las personas que se quedan con las mejillas roja por equis motivo son consideradas más confiables por su entorno y está comprobado que son más generosas.

Para el estudio, un grupo de científicos experimentó con 60 estudiantes, a los que sometieron a situaciones bochornosas con el propósito de saber si sentían vergüenza y hasta qué punto. Tras hacerlos participar en un juego muy simple que mide los niveles de altruismo (“Juego del Dictador”), se concluyó que los que con más frecuencia se sonrojaban en las pruebas tendían a ser más generosos.

RobWiller, coautor del estudio concluye que: “La vergüenza es un componente emocional que forma parte del ‘adhesivo social’ que promueve la honestidad y la cooperación en la vida cotidiana”.

Otros experimentos revelaron que si una persona se muestra pudorosa cuando se le felicita o halaga por algo que ha hecho bien, su entorno es más propenso a confiar en él o ella.Además del rostro rojo, estos momentos se acompañan por aceleración de la respiración, aumento de los latidos cardíacos y aumenta la producción de sudor.