Descubren en Caral un muro de 3800 años de antigüedad en la ruinas de Vichama, la más antigua de América

Como peruanos, debemos sentirnos más orgullosos que nunca por haber sido parte de una de las civilizaciones más ricas y diversas del mundo. En un hallazgo transcendental para América, un nuevo muro con relieves de unos 3.800 años de antigüedad fue descubierto en las ruinas de Vichama, una de las ciudades de la civilización Caral, considerada la más antigua del continente.

Según la arqueóloga Ruth Shady, directora de las excavaciones y descubridora de esta cultura, la escena del muro presenta cuatro cabezas humanas de ojos cerrados, una al lado de la otra, y dos serpientes que se desplazan entre ellas hasta desembocar en una quinta cabeza no humana que representaría una semilla antropomórfica, de la que salen cinco varillas verticales hincadas en la tierra.

Shady en entrevista con diversos medios nacionales e internacionales aseguró que estos relieves simbolizarían la fertilización de la tierra, pues las serpientes representan a una deidad vinculada al agua que se filtra en la tierra y hace germinar a la semilla. Asimismo, dio a conocer que el muro que cuenta con figuras humanas raquíticas, habría plasmado el final de un período de sequía y hambruna que atravesó esta sociedad.

El muro, hecho de adobe, se encuentra en uno de los edificios de Vichama, la ciudad pesquera de Caral, la civilización más antigua de América conocida hasta ahora, surgida hace unos 5.000 años en el valle de Supe, a unos 180 kilómetros al norte de Lima.