CARDENAL PEDRO BARRETO, S.J. PRESIDE EUCARISTÍA CON MOTIVO DE LA FIESTA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA

En la noche del último martes 31 de julio en la Iglesia San Pedro de Lima, se celebró la Eucaristía con motivo de la fiesta de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, y en el marco de los 450 años de la llegada de los Jesuitas en el Perú. La celebración litúrgica fue presidida por el Sr. Cardenal Pedro Barreto Jimeno, S.J. Arzobispo Metropolitano de Huancayo y Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana, quien se presentó oficialmente en Lima, luego de ser creado Cardenal de la Iglesia Católica el pasado 28 de junio en la Ciudad del Vaticano.

Previo al inicio de la misa, el Cardenal Barreto ingresó a la Iglesia acompañado por el Nuncio Apostólico de Su Santidad, Monseñor Nicola Girasoli y del Párroco de San Pedro, Padre Enrique Rodríguez, S.J.

El Cardenal Pedro Barreto, S.J. celebró la eucaristía acompañado por el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima; Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico de Su Santidad; Monseñor Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Arzobispo Metropolitano de Trujillo; Monseñor Robert Prevost, Segundo Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Obispo de Chiclayo; Monseñor Norberto Strotmann, Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana y Obispo de Chosica; Monseñor Ángel Simón, Obispo de Chimbote; Monseñor Luis Bambarén S.J., Obispo Emérito de Chimbote; el Padre Juan Carlos Morante S.J., Superior Provincial de la Compañía de Jesús en el Perú; así como el Padre Enrique Rodríguez S.J., Párroco de San Pedro y cerca de ochenta sacerdotes jesuitas, diocesanos y de otras instituciones religiosas.

Al inicio, el Nuncio Apostólico de Su Santidad dio lectura a una carta del Papa Francisco dirigido al nuevo cardenal peruano.

En su homilía, el Cardenal Barreto se refirió a su periodo escolar en el Colegio De la Inmaculada, de los Jesuitas en Lima, su vinculación con la parroquia de San Pedro, al igual que a temas de la Iglesia Católica y de la coyuntura nacional:

“Ante este flagelo de la gran corrupción no podemos eximirnos, todos los peruanos y peruanas, de nuestra responsabilidad personal y social de construir la paz; de salvar a los inocentes que son nuestros niños y jóvenes, igual a los ancianos y a todos aquellos que se sienten `extraños´ en su propia tierra. No podemos lavarnos las manos, como Pilatos, y dejar que el poder del mal destruya los valores de la peruanidad: la libertad e independencia `por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende´.”

Como acción de gracias, el Superior Provincial de la Compañía de Jesús dirigió unas palabras, finalizando la eucaristía y dando paso a unas horas más de saludos protocolares, donde todos los asistentes presentaron sus respetos y muestras de afecto al Sr. Cardenal Pedro Barreto Jimeno, S.J. en un ambiente de gran alegría.

La celebración contó con la presencia del Señor Presidente Constitucional de la República, Ing. Martín Vizcarra Cornejo y su señora esposa, Maribel Diaz Cabello, quienes recibieron el saludo de paz del Cardenal Barreto y del Padre Párroco.

Huancayo 02 de agosto de 2018