La trágica vida de Amy Winehouse en cinco canciones

Un 23 de julio del año 2011, la cantante de soul fue encontrada muerta en su apartamento de Londres, llevando de ese modo a sumarse al fatídico club de los 27 y convertirse en leyenda prematuramente.

A pesar de sus excesos, Amy sorprendió al mundo de la música y en este listado de ocho de sus canciones, pedía ayuda contando historias que eran difíciles de creer que eran ciertos –para ese momento.

Rehab

Esta es una canción autobiográfica que nos ponía en sobre aviso, y no falló. Amy tenía problemas con el alcohol y las drogas. A pesar de ser muy dura las letras para ella, este single se ha convertido en un himno de la historia de la música.

You Know I’m No Good

Esta canción es una muestra de cómo se definía de cara a los que la rodeaban. Muchos decían que Amy ya llevaba mucho tiempo enferma de amor antes de morir. Sus relaciones conflictivas y su profunda soledad, siempre la acompañaban.

Back to Black

Es una canción de desamor de Amy por excelencia. Habla sobre todo sentimiento y una gran descripción de lo que sentimos cuando muere una relación con alguien a quien queríamos.

Stronger Than Me

Fue uno de los primeros sencillos de la británica cuando a sus 20 años debutaba en la música. “Tú deberías ser más fuerte que yo” cantaba Amy a un amor mayor en una relación tormentosa.

Body & Soul

Del mix de su vida personal y excesos surge el resultado de que su esperado tercer disco no nunca llegó. Sí sacó tiempo para participar en Duets II de Tony Bennett, disco que tiene el dudoso honor de contener la última grabación de Amy Winehouse, registrada pocas semanas antes de su muerte por una salvaje intoxicación etílica.