Estudio revela que el rock pesado genera contaminación acústica

Mientras corría el año de 1980, la banda AC/DC respondió al Gobierno de Nueva Zelanda mediante su canción “Rock and Roll Ain’t Noise Pollution” del álbum Back in Black, que su música producía contaminación acústica.

Bueno, en los últimos días, esa respuesta fue negada nuevamente –mediante un estudio– al reafirmarse aquella teoría con una conclusión tajante: el rock pesado genera contaminación acústica.

Este estudio fue llevado a cabo por un profesor del Departamento de Biología de la Universidad Estatal de Michigan demostrando que la teoría de que la música de la banda sí provoca contaminación acústica en los insectos conocidos como mariquita asiática.

Para probarlo, los insectos generaron una reacción negativa tras haber percibido ruidos de aviones, martillos y material de AC/DC, Metallica, Guns N’ Roses o Lynyrd Skynyrd. El resultado fue que se les quitó el apetito, dejando así de hacer una de sus funciones en las plantas: actuar como insecticida natural contra los pulgones.

Vale remarcar que el estudio no es 100% concluyente, aunque para algunos científicos, AC/DC cae en la categoría de ”noise pollution”. Tú, ¿qué opinas de esto?