Juez de la Suprema Corte de Manhattan ordenó a Madonna que deje de acosar a sus vecinos en Lisboa

La popular ‘Reina del Pop’ volvió a ser noticia en los medios internacionales luego de que Gerald Lebovitz,  juez de la Suprema Corte de Manhattan, ordenara a la cantante que deje de acosar a sus vecinos y pague 720 dólares por ocupar un terreno alquilado para aparcar 15 vehículos a pocos metros de su casa y que hasta ahora no ha pagado nada, una circunstancia que ha sido vista en el país como un presunto trato de favor.

Esta controversia surgió a raíz de que Madonna perdió una demanda legal en contra de Harperley Hall donde pedía cambiar una norma del edificio que establece que la cantante debe estar presente en su residencia valorizado en 7,3 millones de dólares cuando sus familiares o empleados estén ahí.

En un artículo publicado en este fin de semana por el semanario portugués Expresso, se puede leer sobre la existencia de un contrato entre la estrella del pop y la alcaldía de Lisboa. El documento prevé el alquiler de un terreno que puede acoger 15 vehículos a unos metros de su residencia a orillas del Tajo.

La chica material quería conseguir acceso a los registros de la junta en la cual está la información de las votaciones, así como, también, las actas de cada reunión para “investigar cómo fue cambiado el contrato de arrendamiento” y “cómo su familia puede utilizar la unidad 7A sin violar la normativa”.

El juez en uno de sus veredictos dijo: “La demandante es una artista de renombre a nivel mundial, cantante que se encuentra constantemente encabezando giras mundiales“. “Y, como tal, la demandante tiene muchas residencias alrededor del mundo y está viajando permanentemente“.

Ahora, Lebovitz volvió a fallar en contra de la famosa y puso final a su intento de obtener los registros determinando que en este momento ya son “irrelevantes” y dijo que deje de “acosar” a sus vecinos por los documentos.