La ciencia confirmó que escuchar “música fuerte” motiva a comer chatarra

La ciencia cada día sigue sorprendiéndonos con sus publicaciones de diversos estudios sobre los hábitos de vida que uno tiene y sus repercusiones –positivas o negativas– con el tiempo.

Ahora, abordando nuevamente sobre música y de acuerdo a un planteamiento conjunto entre científicos suecos y estadounidenses donde después de un experimento que se sometió a los clientes de un café y un supermercado a la música de distintas bandas, desde Scorpions a Ed Sheeran, pasando por Van Morrison y Janet Jackson. La música fue tocada en volúmenes que variaron entre 50 y 70 decibeles.

Fue tanto la sorpresa de los investigadores que cuando colocaron música a volumen más fuerte que la gente tendió a consumir con mayor frecuencia productos ‘chatarra’. Si bien a 50 decibeles un 32% de los clientes consumieron productos ‘sanos’ (ensaladas u otros alimentos de bajas calorías), cuando la música subió a 70, ese número bajó a solo un 25%. 

Según la conclusión de los investigadores, esto se debe a que música a volumen moderado produce sentimientos de relajo, mientras que los sonidos más ruidosos tienden a provocar energía y entusiasmo que se puede traducir en tomar decisiones menos conscientes con respecto a nuestra alimentación. Así que ya saben: La culpa es de Scorpions.