Cajamarca es la región más pobre, pero con más potencial minero

La semana pasada, cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática ( INEI ) revelaron que la pobreza monetaria en el Perú se incrementó en un punto porcentual entre 2016 y 2017, pasando de 20.7% a 21.7%, respectivamente.

De esta manera, 375 mil nuevos pobres pasaron a engrosar ese nivel, al que ahora pertenecen 6’960,000 personas en nuestro país.

De este grupo, un buen porcentaje de población radica en Cajamarca .
Según la definición del INEI, “se considera pobres monetarios a quienes residen en hogares cuyo gasto per cápita es insuficiente para adquirir una canasta básica de alimentos y no alimentos (338 soles)”.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática, con el fin de establecer un orden, separa a las regiones en cinco grupos para determinar cuál es el índice de pobreza. Ubica en la lista 1 a aquellas que se encuentran en peor situación.

En 2007, solo Huancavelica era parte del Grupo 1. En 2011, a esta región la acompañaron Apurímac, Ayacucho, Huánuco y Cajamarca.

Un año después, en 2012, Huánuco salió y en 2013 hizo lo mismo Apurímac. En ese mismo período se incorporaron Amazonas y Pasco.

¿Qué pasó en los siguientes años? Con el transcurso del tiempo, diversas regiones fueron saliendo del Grupo 1 y solo una se mantuvo hasta el último reporte del INEI: Cajamarca. Es decir, siete años continuos como la región más pobre del Perú.

Como indicamos, en esta zona del país el rango de pobreza monetaria se encuentra entre 43.1% y 52%, mientras que la pobreza extrema se ubica entre 13.5% y 20.5%.

En este último índice también se ubica en el grupo 1, lejos del resto de las regiones.

Cajamarca es la región más pobre, pero con más potencial minero

Cajamarca es la región más pobre, pero con más potencial minero. (Perú21)

SITUACIÓN EN CAJAMARCA

La pobreza en Cajamarca se refleja en varios aspectos. Por ejemplo, en setiembre del año pasado, el INEI publicó un informe que revelaba que hasta 2016 la tasa de analfabetismo de la población de 15 años a más llegaba al 14%, cifra mayor a la del 11.8% de 2012. El promedio en el país es de 5.9%.
Otro dato es que el empleo adecuado ascendía a 26%, mientras que el subempleo representaba el 71.5%.

¿Qué viene sucediendo en la región? De acuerdo con Diego Macera, del Instituto Peruano de Economía (IPE), en Cajamarca existe uno de los más altos índices de ruralidad del país, con lo cual la mayor parte de la población está dedicada a actividades agropecuarias.

“El problema es que tienes a mucha gente dedicada a una actividad de muy baja productividad, y la consecuencia es que se desconectan de los mercados o circuitos económicos regulares”, indicó.

Para el economista, esta jurisdicción del país tiene una segunda oportunidad. Y es que, según cifras del Ministerio de Energía y Minas, existe una cartera minera para esta región de seis proyectos que suman US$16,209 millones, la más alta del país.

“Esta es una región con potencial único que se tiene que aprovechar para que sea mayor la velocidad con que se reduce la pobreza”, afirmó.

Por su parte, Juan Carlos Mondragón, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Cajamarca, indicó que desde 2011, cuando se hablaba del proyecto Conga, no se ha vuelto a ver una inversión de esa magnitud para su región. Como se recuerda, Conga fue paralizado por las protestas alentadas por Gregorio Santos, Wilfredo Saavedra y Marco Arana.

Cabe precisar que, en febrero último, se dio en concesión el megaproyecto de cobre Michiquillay, aunque para que empiece su construcción tendrá que esperar algunos años.

“Si Michiquillay empieza a marchar bien, aún tendríamos que esperar unos años; por eso, ahora lo que necesitamos es el liderazgo del gobierno nacional para impulsar el ingreso de más inversiones”, precisó.

Del mismo modo, manifestó que ha habido desconfianza en el sector empresarial, lo cual habría alejado los nuevos desembolsos y esto, a su vez, ha generado un aumento de la informalidad, y “sueldos que están por debajo de la remuneración mínima”.

“Si no hay un apoyo para las inversiones, el ritmo va a caer, y el interés en la región también”, anotó.

POTENCIAL MINERO

Por otro lado, el director de la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Carlos Gálvez, expresó que se tiene que poner énfasis en impulsar el desarrollo de los seis proyectos que están en cartera, con la finalidad de crear puestos de trabajo y mejorar la situación económica de la región.

“Si se ejecutan, se convertiría en un polo de desarrollo. Además, tiene un impacto en otros sectores como el de infraestructura”, expresó.

Asimismo, el representante gremial cuestionó a quienes se han opuesto a esta actividad, y resaltó que “Gregorio Santos y Marco Arana nos han traído un alto costo al país por frustrar el proyecto de Conga”.

DATOS

– Antes de que se dé en concesión Michiquillay, Gregorio Santos señaló que era un proyecto que nacía muerto. Posteriormente, dijo que los empresarios locales no se verían beneficiados con este proyecto.

– De acuerdo con información del Banco Central de Reserva (BCR) y del Ministerio de Agricultura, la producción agropecuaria en Cajamarca disminuyó 0.5% en enero de este año, por la menor actividad agrícola.

– En tanto, la actividad minera cayó 19.5% por la menor producción de oro y de cobre. La inversión pública retrocedió 20.8%.

– Lo que sí avanzó fueron las exportaciones, que se incrementaron en 30.7%, los despachos de cemento, en 20.5%, y los créditos, en general, en 12.4%.

FUENTE: PERÚ 21