Tía María, un proyecto minero en conflicto y sin final cercano

El conflicto social debido al proyecto minero Tía María, en Islay,es uno de los tres que se mantienen activos en la región Arequipa, según el último reporte de la Defensoría del Pueblo correspondiente a marzo 2018.

Este problema surgió en el 2009 cuando la empresa minera Southern Perú pretendió exponer ante los pobladores del Valle de Tambo el Estudio de Impacto Ambiental para su ejecución, y encontraron rechazo mayoritario. Su punto más álgido fue el 23 de marzo de 2015, cuando los lugareños empezaron un paro indefinido en Islay contra el inicio del proyecto, la situación fue tensa por el enfrentamiento entre pobladores y fuerzas policiales.

Pese a los esfuerzos que hizo el gobierno del entonces presidente Ollanta Humala para que el conflicto cese con la instalación de mesas técnicas de diálogo, el enfrentamiento se mantuvo. El expresidente Pedro Pablo Kuczsynski llegó al valle en enero del 2017, pero prefirió no tocar el tema de Tía María.

DIÁLOGO

El defensor del Pueblo, Ángel María Manrique, señaló que este conflicto está activo y compete al Gobierno Nacional darle una solución abriendo el canal del diálogo. Hizo un llamado para que las autoridades de los tres niveles de gobierno actúen y así se evite cualquier tipo de violencia.

“En estos momentos nosotros solo cumplimos una labor preventiva viendo que el Gobierno Nacional defina cuál es su estrategia para atender este problema”, expresó a Correo.

Al ser consultado sobre los puntos que debería comprender la nueva mesa de diálogo, puntualizó que compete a ambas partes definirlos. “Nuestra propuesta siempre ha sido que la resolución de conflictos es a través del diálogo, en nuestro sistema democrático es válido tener discrepancias, tener posiciones en contra, pero lo que nos distingue es que la resolución de esos conflictos tiene que darse a través del diálogo”, enfatizó.

INCONGRUENCIA. En el panorama actual, la gestión del presidente Martín Vizcarra sacó a flote el asunto con las declaraciones del premier de la República, César Villanueva, en el sentido de que el proyecto podría ser viable este año.

Unos días después, salió el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, para poner paños fríos al asunto, señalando que no se ejecutará el proyecto mientras no se aperture un diálogo con la población de Islay.

Sin embargo, se reflejó una descoordinación en el gobierno cuando la titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Liliana La Rosa Huertas, señaló que debería haber un desarrollo variado, y no solo pensando en la minería.

Sobre Tía María la gobernadora Yamila Osorio señaló que el Ejecutivo primero debería preocuparse en asumir los compromisos pendientes en el valle, como son la construcción de los hospitales de Mollendo y Cocachacra, así como la nueva represa para garantizar el recurso hídrico sin depender del sistema de Pasto Grande.

ESTRATEGIA

Para el político y exviceministro de Energía y Minas, Rómulo Mucho, el Ejecutivo no definió desde el principio una buena estrategia para que pueda ser aceptado por los pobladores de Islay.

“Tia María se ha vuelto político alimentado por los temores y las dudas que persisten, hay que ponerle paños fríos al tema”, señaló. También invitó a las partes a sentarse a dialogar con la población para que expliquen los impactos y las soluciones ante un eventual inicio de operaciones mineras.

Rómulo Mucho considera que el proyecto traerá varios beneficios al Valle de Tambo y a la región Arequipa ya que ayudaría a dinamizar las exportaciones, y generaría más puestos de trabajo. “Sería el primer impacto positivo para las demás inversiones en el Perú, ya que mientras sigan dudando los inversionistas no van a avanzar otros proyectos, por lo que debe haber un acuerdo entre la población y el Gobierno”, expresó.

Finalmente, planteó la urgencia de la mesa de diálogo para que se decida cuanto antes el futuro del proyecto, si va o no va. Cabe señalar que Southern recientemente comunicó que solo les falta conseguir la licencia de construcción, no obstante mientras no logren la licencia social de Tambo, vanos serán sus esfuerzos.

Reporte. Hasta marzo, la Defensoría identificó tres conflictos activos: Tía María, Majes Siguas II y Mamacocha.

FECHAS

Defensoría del Pueblo insta a los tres niveles de gobierno para buscar una solución urgente

2015, marzo. Lugareños de Islay empezaron paro indefinido rechazando el proyecto minero Tía María con bloqueos y protestas que derivaron en muerte.

2017 ENERO Pedro Pablo Kuczysnki llegó a Tambo pero no habló sobre el proyecto. Sin embargo, firmó un acta de compromiso de obras.

Fuente: Correo