Noel Gallagher confesó la influencia real para componer “Don’t Look Back in Anger” de Oasis

Todo fans de Oasis sabe de lo único que es “Don’t Look Back in Anger” en el mundo del britpop que fue publicado como track número cinco del álbum “(What’s the Story) Morning Glory?” del año 1995 y sirvió como himno por la paz tras el atentado terrorista de mayo de 2007 en el Manchester Arena.

Como se menciona en las letras de la canción, se trata de la historia de una mujer llamada Sally que recuerda su vida sin remordimientos:

“Y entonces Sally puede esperar, ella sabe que es demasiado tarde, ya que estamos caminando 
Su alma se desliza, pero no mires hacia atrás con ira. Te escuché decir”

En una reciente entrevista que hizo el sitio NPR al ex líder de Oasis, Noel Gallagher se abrió mentalmente y explicó que este himno es su “Hey Jude”. “Comenzó como una canción de rebeldía en torno a esa mujer: ella está viendo metafóricamente el diario de su vida pasar, y está pensando, ‘¿Sabes qué? No me arrepiento”.

¿Sally es real o simplemente un producto de la imaginación de Gallagher? A esto, el ex Oasis dijo: “Lo escribí después de salir de un club de striptease”. Sin embargo, otros fans creen que fue la canción Sally Cinnamon de The Stone Roses la que realmente le dio a Gallagher la inspiración para su personaje.

Anteriormente, Gallagher afirma que Sally Cinnamon tuvo mucha influencia en su carrera. Hablando de estos rockeros de Manchester, reflexionó: “Cuando fui por primera vez a ver a The Roses, se vestían igual. Antes de las bengalas y todo eso. En aquellos tiempos nadie se mostraba genial, todos usaban pantalones de tubo y todo eso, pero eran exactamente igual que nosotros”.

Sea cual sea el caso de Sally y el homenaje a una de sus bandas favoritas, está claro que en 2018 la canción adquirió un significado completamente nuevo. El cantante de Holy Mountain lo tiene claro: “Entonces, comienza como una canción sobre lo que uno no se arrepiente, y luego terminó como este himno de desafío por no ser arrastrado al nivel de los terroristas. Cuando veo a adolescentes en la multitud, que ni siquiera habían nacido cuando Oasis se separó, mucho menos cuando estábamos juntos, eso me hace pensar ‘Wow, hicimos algo que fue especial y atemporal, que las generaciones han llegado después y todavía lo viven”.