Admisión de moción de vacancia se verá la próxima semana

Congresistas de cinco bancadas parlamentarias presentaron ayer una nueva moción de vacancia contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Esto ocurre a menos de 100 días del fallido intento de diciembre pasado. La medida se concretó gracias al respaldo de Fuerza Popular.

Los fujimoristas fijaron su postura en la madrugada del jueves. Por unanimidad, 50 de los 59 miembros de la bancada aprobaron firmar la moción y votar a favor de su admisión al debate. La decisión sobre la votación final de la vacancia se definirá tras el interrogatorio al presidente Kuczynski en la Comisión Lava Jato, el próximo viernes 16.

A diferencia del proceso de diciembre, donde todo se definió en seis días, el fujimorismo esta vez manejará los plazos con cautela. Según fuentes de la bancada, la idea es asegurar los votos para que no les suceda lo mismo que el año pasado, cuando 10 de sus miembros –ahora en el bloque de Kenji Fujimori– se abstuvieron, pese a que había un acuerdo de votar a favor.

En esta ocasión los fujimoristas podrán tener hasta 20 días para asegurar sus votos. La moción fue notificada ayer en el pleno, la admisión se debatirá el próximo jueves, y la votación final sería a fin de mes.

En el fujimorismo ya habrían asegurado el voto de Miguel Elías Ávalos, quien el 21 de febrero pasado manifestó que se abstendría en una nueva vacancia. Según explicó Elías, se someterá a la decisión de su bancada por ser un acuerdo unánime.

“Soy un militante disciplinado. No me puedo aferrar a lo que puede considerarse un capricho. Y si las explicaciones de Kuczynski [ante la Comisión Lava Jato] no tienen sustento, obviamente tendríamos que votar por la vacancia”, dijo Elías a este Diario.

Su colega Federico Pariona no tiene aún una posición definida. “Me voy a reservar mi postura, tengo que revisar la moción y hay que escuchar al presidente”, refirió el legislador, quien en enero fue tentado por el bloque de Kenji.

En la bancada fujimoristas son conscientes de que nada está asegurado. “Vamos a votar incluso sabiendo que podemos ser minoría, ese es el juego democrático”, afirmó la parlamentaria Úrsula Letona a la prensa.

La posibilidad de que haya más renuncias en el fujimorismo preocupa a otras bancadas. Mauricio Mulder (Apra) y Armando Villanueva (Acción Popular) coincidieron en que no se tendrán los votos asegurados si surgen más disidentes.

—Las matemáticas—
Prueba de la cautela fujimorista es que cuando César Villanueva visitó su local partidario en la madrugada de ayer, solo obtuvo cinco firmas. La moción de diciembre fue firmada por 14 fujimoristas.

Tomando en cuenta a las bancadas que firmaron esta nueva moción, y considerando las posturas de la vacancia de diciembre, se contaría con las adhesiones necesarias para proceder con este nuevo intento.

Todo parece indicar que las bancadas tendrán posiciones divididas. En el Apra, Jorge del Castillo dijo que “en principio” su postura no ha cambiado. Él se abstuvo en la votación de diciembre. En Acción Popular, Yonhy Lescano no descartó que podrían volver a dividirse.

En Alianza para el Progreso, César Villanueva y Edwin Donayre votarán a favor, más allá de lo que decida su grupo. La vacancia, por ahora, suma 88 votos.

En el bloque de Kenji, que ya se pronunció en contra de la vacancia, aseguran que podrían sumar a dos fujimoristas más.

FUENTE: COMERCIO