Fonoaudiólogos argentinos advierten que habrá una generación de sordos por mal uso de auriculares

La música nos acompaña en la calle, el colectivo, el micro, etc. Nos acompaña para relajarnos en la cama, salir a correr o mientras se usa la computadora. En estos y muchísimos otros entornos millones de personas usan auriculares día a día, pero, al parecer, no de manera adecuada.

Durante las últimas horas, Laura Flores, vicepresidente del Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata, Argentina advirtió que debido al mal uso de headphones y gadgets tecnológicos para escuchar música, podría derivar en que toda una generación padezca de sordera por los daños en el sistema auditivo.

“Los auriculares son muy nocivos, por el tiempo de exposición y el volumen alto con el que los chicos escuchan música o sonido en su casa, en los boliches”, detalló.

Además remarcó que “los altos decibeles son nocivos para las células ciliadas del oído, que una vez que se mueren no se recuperan”.

Adolescente y jóvenes “no toman conciencia de esto, no le dan la real importancia que tiene”, señaló la especialista y alertó que “el daño se verá a futuro: ya se está hablando de una Generación S”.

Dentro de la agenda de la 111ª Asamblea de los Obispos del Perú, ayer lunes 5 de marzo, se realizó la Condecoración con la Medalla de Santo Toribio de Mogrovejo a las personas e instituciones que han resaltado por su trabajo a favor de la Iglesia.

Los Obispos, entregaron la Medalla de Santo Toribio de Mogrovejo, a: Monseñor Luis Bambarén, Obispo Emérito de Chimbote, por sus Bodas de Oro Episcopales; a Monseñor Luis Sebastiani Aguirre, Arzobispo Emérito de Ayacucho, por sus Bodas de Plata Episcopales.

También condecoraron a Monseñor Norberto Strotmann, Obispo de Chosica y Secretario General de la CEP, con ocasión de sus Bodas de Plata Episcopales; a la Provincia Mercedaria del Perú, con motivo de sus 800 años de fundación de la Orden de la Merced. De igual forma condecoraron a las Misioneras Dominicas del Rosario, por los 100 años de su fundación, y a la Prelatura de Chuquibambilla, con motivo del 50 Aniversario de su creación.