Flea de Red Hot Chili Peppers habló sobre su lucha contra la adicción

En un texto publicado por Time Magazine, el histórico bajista de Red Hot Chili Peppers, Michael Peter Balzary, conocido artísticamente como “Flea” mostró su lado sincero al hablar sobre su batalla contra la adicción a las drogas y del peligro de los opioides prescritos.

En sus duros comentarios, Flea dijo: “He estado alrededor del abuso de sustancias desde que nací. Todos los adultos en mi vida generalmente se atontaban para aliviar sus problemas, y el alcohol y las drogas estaban en todos lados. Empecé a fumar marihuana cuando tenía once años, y luego empecé a aspirar, inyectarme, fumar, tomar éxtasis (…) en mi camino en la adolescencia y los veinte años”. A ello, añadió: “Una vez que abres la puerta al abuso de las drogas, siempre está ahí, y te seduce para que tu cabeza esté bien”.

Además afirmó que a pesar de superar sus adicciones en 1993, cuando se convirtió en padre y vio amigos morir de sobredosis, recientemente tuvo problemas con sustancias prescritas.

“Uno años atrás me rompí el brazo haciendo snowboard y tuve una gran operación. Mi doctor me ayudó, y gracias a él puedo tocar el bajo con todo mi corazón. Pero también me suministró dos meses de Oxycontin. La botella decía que tomara cuadro pastillas al día. Estaba muy drogado cuando las tomé. No sólo bajó mi dolor físico, sino que también mis emociones. Solo tomaba una al día, pero no estaba presente para mis hijos, mi espíritu creativo declinó y me volví depresivo. Dejé de tomarlas después de un mes, pero perfectamente podía volver tomar otro suministro”, explicó.

Luego, afirmó que personas sanas pueden volverse adictas a estos medicamentos y morir, por lo que apeló que exista un mayor monitoreo y control de los opioides prescritos. “La adicción es una enfermedad cruel, y la comunidad médica, junto al gobierno, deberían ofrecer ayuda a quienes la necesitan”, concluyó.

¿No te parece que es un buen consejo del músico? Mientras tanto, te dejamos