Pedido de extradición contra Toledo “está bien sustentado”

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, destacó el sustento del requerimiento de extradición activa que el juez Richard Concepción Carhuancho formalizó contra el prófugo ex presidente Alejandro Toledo, quien es procesado por el Caso Odebrecht.

De acuerdo a Rodríguez, para dar curso al trámite de extradición, las autoridades de Estados Unidos revisarán el cuadernillo y tendrán que encontrar indicios suficientes de probable culpabilidad de Toledo.

“Si no existe esa alta probabilidad, que ellos le llaman jurídicamente causa probable, entonces no darían curso a la extradición. Y yo lo que he visto es que efectivamente el cuaderno está bien sustentado”, manifestó el titular del Poder Judicial esta mañana a la prensa.

Como se sabe, el Ministerio Público lo acusa de haber recibido una coima de US$20 millones de Odebrecht por la licitación de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur. Por esto, es procesado por los presuntos delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos.

Rodríguez también resaltó la importancia de la información otorgada a la fiscalía por el ex representante de la constructora brasileña en el Perú, Jorge Barata, y por el empresario peruano-israelí Josef Maiman. Ambos, aspirantes a colabores eficaces de la fiscalía, han declarado que entregaron y recibieron, respectivamente, el dinero del soborno.

“Considero que el cuaderno está suficientemente sustentado y espero que las autoridades norteamericanas —el Departamento de Estado, el Departamento de Justicia y un juez federal, en su momento— tomen la decisión que corresponda”, sentenció Duberlí Rodríguez.

Con la aprobación del juez Concepción, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, el cuadernillo de extradición deberá ser analizado por la Corte Suprema en una audiencia pública. Si es aprobado, será remitido al Ministerio de Justicia para que luego pase al análisis del Consejo de Ministros.

Si el Consejo de Ministros aprueba la extradición, la cancillería deberá enviar el cuadernillo a la justicia de Estados Unidos.

Fuente: Comercio