Entradas que Paul McCartney destinó a personas sin hogar, terminaron en manos de la hija del líder del Ejército de Salvación

La polémica siempre anda de la mano en situaciones de caridad de algunos artistas que deciden apoyar a personas vulnerables y como es de saber cualquiera de estos tarde o temprano, la verdad sale a la luz y resulta que Chris McDonald, fanático de Paul McCartney, había donado siete tickets para el show que el ex-Beatle daría en Melbourne el pasado 5 de diciembre.

Los destinatarios de estas entradas serían personas sin hogar, entregándole la responsabilidad de repartirlos al Ejército de Salvaciónpero algo pasó en el camino. Resulta que dos de aquellas invitaciones llegaron a manos de Ash Nottle, hija del líder de aquella organización en Australia, Brendan Nottle.

Una vez que las cosas se ponían en contra de la muchacha, dos de los tickets fueron devueltos a última hora“El manager preguntó a otras personas sin casa y algunos voluntarios y ninguno podía ya que era muy tarde” y luego aseguró que los entregó a Ash con el propósito de “cuidar” a las otras cinco personas.

Una vez arreglado la situación, el Ejército de Salvación indicó que pagará el costo de las siete entradas, aunque dejaron en claro que era un regalo inapropiado para personas que viven en la calle.

Además, Brendan Nottle señaló: “Cuando estás trabajando con gente sin hogar, siendo serios, ¿necesitan tickets para Paul McCartney o necesitan un techo sobre sus cabezas? ¿Necesitan asistencia con su salud mental y traumas o necesitan comidas en sus estómagos? Creo que la respuesta es muy obvia”.