MONSEÑOR PEDRO BARRETO PARTICIPÓ EN EL ENCUENTRO DE ECOLOGÍA INTEGRAL EN QUITO ECUADOR

Monseñor Pedro R. Barreto Jimeno, Arzobispo Metropolitano de Huancayo y vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), participó en la Jornada del Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Ecología Integral “Discípulos Misioneros Custodios de la Creación”, en Quito, Ecuador, organizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) , DEJUSOL, Cáritas América Latina y El Caribe, Red Eclesial PanAmazónica, Clar VC y la Red Iglesias y Minería.

El encuentro se realizó en la Casa de la Espiritualidad María Auxiliadora, en Cumbayá – Quito – Ecuador, entre el 24 y 27 de noviembre, donde participaron más de 140 personas entre obispos, sacerdotes, religiosas, laicos y representantes de pueblos originarios, bajo la inspiración de la Encíclica #LaudatoSi´.

El objetivo del evento fue identificar iniciativas significativas del cuidado de la casa común desde organizaciones eclesiales, así como poner en diálogo los avances en ecoteología cristiana, con la sabiduría de los pueblos originarios, para identificar los rasgos de un nuevo paradigma evangelizador respecto al cuidado de la casa común.

Dentro del desarrollo del evento realizarón un balance de la situación ecológica del continente, en relación a aspectos como la contaminación y #cambioclimático, agua, biodiversidad, calidad de vida humana y degradación social, inequidad planetaria, debilidad de reacciones y diversidad de opiniones.

Por otro lado en el panel inicial, Monseñor Pedro Barreto, afirmó que como cristianos “no debemos olvidar que el llamado del Papa Francisco hacia una Ecología Integral no es otra cosa que un llamado a construir el Reino de Dios entre nosotros”.

Según dijo, en la Encíclica Laudato Si se hace un llamado urgente a una conversión ecológica, que involucra todos los aspectos de la vida de los seres humanos, para convivir de manera armónica con los otros seres y especies del Planeta”.

Se trata, sostiene Monseñor Barreto, de una propuesta difícil para quienes tienen mucho: “cambiar hacia un estilo de vida sobrio, de tal manera de consumir sólo lo necesario, de tal manera que no les falta a quienes no tienen nada”.

Entre las tareas para avanzar hacia ese nuevo estilo de vida “debemos construir una ética ecológica integral. Una moralidad que posibilite que la vida sea también una vida éticamente humana, solidaria, justa, donde la corrupción no sea una de las características básicas de los políticos y líderes de nuestra sociedad”, agregó.

NOTA: El Encuentro se realizó a partir de la propuesta que hace el papa Francisco en su Encíclica “Laudato Sí” sobre el Cuidado de la Casa Común.

Fuente: signisalc.org