05 DE SEPTIEMBRE: MONSEÑOR PEDRO BARRETO CUMPLE 13 AÑOS COMO ARZOBISPO METROPOLITANO DE HUANCAYO

Monseñor Pedro Barreto Jimeno, S.J., cumple trece años como Arzobispo Metropolitano de Huancayo.

 

Recordar que Monseñor Pedro Barreto nació en la ciudad de Lima el pasado 12 de febrero de 1944. Sus padres, don Pedro Ricardo Barreto Gutiérrez y Elvira Jimeno Blasco. Estudió la primaria y secundaria en el Colegio La Inmaculada de los jesuitas.

Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús el 30 de mayo de 1961. Culminó sus estudios filosóficos en Alcalá de Henares, España, en julio de 1967. Terminó la teología en la Facultad Pontificia y Civil de Lima. Estudió pedagogía en el Instituto “Marcelino Champagnat” de Lima.

 

Fue ordenado sacerdote en Lima el 18 de diciembre de 1971. Trabajó en Tacna, Lima y Ayacucho.

El papa Juan Pablo II lo nombró obispo vicario apostólico de Jaén el 21 de noviembre del 2001. Su ordenación episcopal fue en Lima el 1 de enero del 2002. Tomó posesión del Vicariato Apostólico de Jaén el 6 de enero del 2002.

El 17 de julio del 2004, el papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo Metropolitano de Huancayo y tomó posesión del cargo el 5 de septiembre del 2004, en solemne ceremonia a la que asistieron el Nuncio Apostólico, obispos, arzobispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, autoridades y las comunidades parroquiales.

Sucede en el cargo a monseñor José Paulino Ríos Reynoso, quien construyó la Iglesia espiritual y material para los próximos años.

En trece años, monseñor Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo ha desarrollado una gran labor pastoral y social a favor de los más pobres. Su principal preocupación es la construcción de una Iglesia de comunión y participación, formación de los sacerdotes y especial atención al Seminario Mayor San Pío X.

Asimismo, el cuidado de la vida y la salud, además el cuidado y recuperación del medio ambiente, respeto a la dignidad y derechos de la persona; también realiza acciones a favor de los niños, jóvenes, familias, adultos mayores, enfermos, internos en los penales, los que sufren las consecuencias de las injusticias. Permanentemente realiza visitas pastorales a las parroquias de la Arquidiócesis de Huancayo.

Actualmente es primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana, presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano y miembro del Pontificio Consejo Justicia y Paz del Vaticano.