El etiquetado moderno de los alimentos

A pesar de que su impacto sobre la vida de miles o millones de personas es enorme, la salud pública es una disciplina por lo general árida y desprovista de sex appeal para los medios de comunicación. En ese sentido, es mucho mas llamativo resaltar el éxito de un raro tipo de cirugía o un nuevo tratamiento inmunológico del cáncer, que el impacto de una campaña de prevención del tabaquismo o la creación de un sistema de registro del cáncer.

Por otro lado, al originar conflictos de interés con industrias afectadas, son épicas las batallas que la salud pública ha tenido con la industria del tabaco, las industrias contaminantes del medio ambiente, o en los últimos años, con la industria de alimentos procesados y bebidas azucaradas. Una de esas cruciales batallas se está librando ahora en el Perú.

En cumplimiento de la Ley 30021 de Alimentación Saludable de Niños y Adolescentes, el Ministerio de Salud (Minsa) publicó el 17 de agosto pasado la Resolución Ministerial 683-2017 MINSA en la que da a conocer el proyecto de Manual de Advertencias Publicitarias para alimentos procesados y bebidas azucaradas que se venden en el Perú.

A pesar de haber sido saludada con entusiasmo por diversas organizaciones de salud en el país, incluyendo la Organización Panamericana de la Salud, la industria ha expresado un rechazo muy enérgico al etiquetado y la publicidad de alimentos procesados y bebidas azucaradas.

El manual del Minsa propone que los alimentos procesados y bebidas azucaradas que se vendan en el Perú tengan advertencias prominentemente impresas en la forma de octógonos, en los que se diga si el producto es alto en grasas saturadas, sal o azúcar, o si contiene grasas trans.

Un pequeño rectángulo debajo de cada octógono daría la recomendación pertinente diciendo “evitar su consumo excesivo” en el caso de altos niveles de grasas saturadas, sal y azúcar o “evitar su consumo” en caso contenga grasas trans. Claramente, los productos menos saludables serían los que mas octógonos tengan impresos y los mas saludables, aquellos con menos o ningún octógono.

Si quieres saber más sobre este interesante tema, sigue leyendo el más reciente post del blog Cuida tu salud, del doctor Elmer Huerta.

Fuente: El Comercio