¿Qué es el examen único de admisión y cuáles serían sus beneficios?

 

La revista británica Times Higher Education publicó el 20 de julio una lista con la 81 mejores universidades de América Latina. No apareció ninguna peruana. Al día siguiente, 35 representantes de las casas de estudio locales se reunieron para discutir una propuesta: un examen único de ingreso. RPP Noticias conversó con el jefe de Admisión de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Francisco Rivera Scaramutti, quien explicó la propuesta.

1. ¿En qué consiste? “Los postulantes darían un único examen. Con su puntaje, podrían dirigirse a las universidades y solicitar su ingreso. Estas podrían decir que con la prueba basta, podrían tomar algún examen extra o podrían exigir cierta nota para arriba para carreras con alta demanda”, contó. La nota de esta evaluación sería como un documento de identidad académica, un método del alumno para presentar sus credenciales y su potencial.

Si tomamos como referencia modelos extranjeros, el puntaje incluso se podría juntar con el promedio de notas escolares y/o con el puesto en la promoción del colegio. El objetivo principal es “identificar el potencial del joven, premiarlo y que todos lo reconozcan”. El proyecto, explica Rivera, está “en pañales” y todas las propuestas y posiciones (incluso de quienes estén en contra) serían escuchadas y atendidas.

2. ¿Por qué cambiar? La propuesta tiene mucho por recorrer: las instituciones educativas y el Estado deben acordar las condiciones, la elaboración y la administración de la prueba. A largo plazo, sin embargo, podría ahorrar esfuerzos a todas las partes involucradas.

Hoy el estudiante debe buscar la carrera que le gusta, las instituciones que la ofrecen, averiguar cómo ingresar y pasar por un proceso de selección. “Todas siempre tienen una forma de seleccionar: unas toman entrevistas, otras tienen pruebas para marcar. Algunas incluso van a los colegios, toman una prueba en el aula y le mandan al escolar una carta diciéndole que tiene el ingreso ganado”.

Con el modelo actual, si alguien quiere tentar el ingreso en tres lugares distintos, tendría que hacer tres trámites de inscripción, tres pagos y tomar tres exámenes. Con el examen único, comenta Rivera, el mismo examen sería aplicable a las alternativas que el postulante maneje. A más opciones, más posibilidades de ingresar a las universidades que el estudiente desee.

3. ¿Qué beneficios traería? Para el representante de la PUCP, este método sería útil para estudiantes, casas académicas y para el Estado. “Para el alumno sería interesante que haya única prueba y con ese único puntaje, más otros elementos, pueda dirigirse a las universidades a pedir su admisión, una beca o un crédito”.

Las escuelas se ahorrarían gastos y esfuerzos en elaboración de exámenes y otros sistemas propios de calificación. “Sin esa tarea, podrían dedicarse a otros aspectos que también son importantes”, cree Rivera. “El Estado, si hay una información válida de todos los jóvenes que quieren hacer educación superior, podría impulsar algunas políticas para beneficio de esta y de la secundaria”.

4. ¿Qué modelos exitosos se pueden seguir? Pruebas como esta, con variaciones locales, se aplican en España, Estados Unidos y Chile, Colombia, entre otros. En este último, se toma el examen a todos los estudiantes de último año de colegio. En Chile, solo se toma a los que deseen postular a un grupo de universidades asociadas al examen, que son las más prestigiosas.

Para determinar cómo desarrollar, administrar y aplicar el examen en el Perú, Rivera aboga por una mesa de diálogo. “El Estado debería liderar y promover esto para llegar a consensos mínimos e ir experimentando. La Superintendencia Nacional de Educación (Sunedu) está licenciando universidades y algunas están siendo acreditadas a nivel nacional e internacional. Quizás se podría hacer un piloto con instituciones educativas públicas y privadas”.

Si se quiere usar solo a las acreditadas por la Sunedu para este piloto, el grupo no es muy amplio. Desde que se aprobó en el 2014 la Ley Universitaria, solo 12 privadas y dos públicas, de las 142 que hay en todo el país, han obtenido el licenciamiento.

5. ¿Qué dicen las universidades? Rivera estuvo en la reunión de los 35 jefes de admisión donde se hizo la propuesta. Si bien no pudo decir cuáles están a favor o en contra, destacó que ninguna se opuso tajantemente y que todas están dispuestas a debatirla. “Perú tiene un grupo interesante de universidades que están comprometidas a dar buena educación. Con estas habría que dialogar más intensamente porque captan al mayor número de postulantes en el país”. Una de las que se mostró a favor, adelantó, fue la San Marcos.

Rivera es optimista con respecto a los acuerdos que a los que se podrían en este tema. Según él, si se inicia un piloto a fines del 2018, se implementa en el 2019 y se deja que madure en el 2020, para el 2021 la propuesta sería una realidad. “Sería bueno celebrar el Bicentenario con esto, algo que uniría a todos los peruanos”.