Buzz Aldrin y sus proyectos para llegar a Marte y colonizarlo

Fue uno de los hombres que junto a Neil Amstrong,-en la famosa misión Apolo 11-llegaron a la luna hace cuarenta y ocho años. Hoy, a sus 87 años de edad, Buzz Aldrin sueña con llegar a Marte y colonizarlo.

El legendario astronauta preparó hace unos días una alfombra roja con la vista puesta en el planeta rojo en una gala repleta de celebridades en el Centro Espacial Kennedy, Estados Unidos.

“No voy a estar vivo cuando lo hagan, pero se puede conseguir una gran cantidad de gente para hacerlo (…) Ese no soy yo”, dijo Aldrin en una entrevista concedida a la BBC el año pasado.

Uno de los planes de Aldrin, que contó precisamente hace casi un año, implica el uso de naves espaciales como autobuses, en órbitas hiperbólicas de ida y vuelta entre la Luna de nuestro planeta y Fobos, la mayor luna de Marte. Junto a estos vehículos se acoplarán naves espaciales más pequeñas mientras se está en órbita. De esta forma habría turismo hacia Marte, según el astronauta.

Un exjefe de la NASA le comentó la idea de usar una especie de ‘escalera eléctrica’ para ir a Marte. Este sistema se conoce como una órbita cíclica, es una órbita precisamente que se encuentra alrededor del Sol, pasa por Marte y la Tierra. El objetivo es usar una gran nave espacial, como un servicio de bus, orbitando de ida y vuelta entre los planetas.

La gravedad de los planetas aumentará la velocidad de la nave, lo que reduce la cantidad de propulsión necesaria, lo que permitirá tener más espacio para los astronautas. Naves espaciales pequeñas llevarían a los astronautas desde la Tierra hasta la nave más grande. Es ahí donde se partirá hacia Fobos como paso previo para la llegada a Marte.

La idea de la órbita cíclica a Marte lo hizo colaborar con el profesor James Longuski en la Universidad de Purdue en Indiana, Estados Unidos, y ahí instituir el proyecto Purdue-Aldrin. Este plan trajo una asociación con estudiantes graduados de esa casa de estudio, quienes hicieron algunas mejoras en base a la idea de Aldrin. Luego, hizo un estudio detallado de la viabilidad en el 2015 y un cronograma, el cual señala que llegaríamos a Marte en el 2040 para ocuparlo.

El objetivo de Aldrin, gracias a sus esfuerzos, ha sido compartido con la NASA. La agencia espacial viene desarrollando el Sistema de Lanzamiento Espacial y la nave Orion para enviar estadounidenses al espacio.

Aldrin se siente más útil en la Tierra que en Marte. Ahora está dedicado a juntar fondos para mostrar el camino del descubrimiento más importante de la primera mitad del Siglo XXI, si es que lo consigue. “Me gusta pensar que soy un futurista innovador”, afirma Aldrin.

El legendario astronauta cree posible la idea de tener millones de humanos en órbita, a pesar de lo extremadamente costoso que será.
Buzz, sin duda, tiene un compromiso de hacer algo mucho más grande y audaz de lo que se tiene pensado hasta hoy.

Fuente: El Comercio