Día Mundial de la Bicicleta: muévete mientras te cuidas

El Día Mundial de la Bicicleta se celebra cada 19 de abril para promover el uso de este transporte, intentar mejorar los derechos de los ciclistas y destacar los beneficios para la salud y el medio ambiente que supone la utilización de la bici.

Se conmemora este día debido a un acontecimiento que tuvo lugar el 19 de abril de 1943. Albert Hofmann fue un químico suizo mundialmente famoso por estar considerado como el “padre del LSD”. Él mismo sintetizó, ingirió voluntariamente y experimentó los efectos de la dietilamida de ácido lisérgico (tomó 0,25 miligramos) mientras volvía a casa dando un paseo en bicicleta junto a su asistente, viviendo una de las anécdotas más destacadas de la historia. Tres días antes, el 16 de abril, habría descubierto sus efectos al absorber de forma inconsciente varias gotas de esta sustancia mientras trabajaba con ella en su laboratorio.

El Día de la Bicicleta se celebró por primera vez en 1985 gracias a la iniciativa de Thomas B. Roberts, un profesor de la Universidad del Norte de Illinois. Esta conmemoración, que tuvo lugar en su casa de DeKalb, años después comenzó a expandirse por el resto de países. Aunque todavía no ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas, es un día para celebrar y promover su uso.

La bicicleta es, con toda probabilidad, la forma más eficaz de desplazarse desde el punto de vista energético, mucho más que pasear. La bicicleta es el medio de transporte donde el usuario consume menos energía por kilómetro. Esto se debe a que utiliza de forma eficaz el impulso humano respetuoso con el medio ambiente, que a su vez requiere hasta cinco veces menos calorías que caminar.

Un dato de la eficacia energética de la bicicleta, en un coche con 100 calorías de combustible te permite recorrer 90 metros, pero en una bicicleta puedes recorrer con las mismas calorías 5 kilómetros.

En los últimos años la bicicleta se ha convertido en el líder de la movilidad sostenible, y es que está claro que desplazarse en bicicleta no contamina el medio ambiente a diferencia de los coches de combustión, además mejoramos nuestra salud considerablemente y evitamos el sendetarismo.

Los beneficios de utilizar la bicicleta

Mejora el estrés y la depresión
Ayuda a bajar de peso
Fortalece los músculos y huesos
Favorece el equilibrio y la coordinación
Ayuda a evitar enfermedades cardíacas
Reduce el riesgo de diabetes
Reduce el colesterol
Ayuda en los problemas para conciliar el sueño