La cantante brasileña Loalwa Braz, vocalista del grupo Kaoma, considerado el precursor de “La Lambada”

La cantante brasileña Loalwa Braz, vocalista del grupo Kaoma, considerado el precursor de la lambada, apareció muerta la mañana de este martes en un vehículo incendiado en Saquarema, a unos 100 kilómetros de Río de Janeiro.

Kaoma, formado por siete miembros de origen francés y brasileño, lanzó en 1989 el tema “Chorando se foi”, canción que se convirtió en un suceso internacional, pero que le trajo problemas legales a la agrupación.

A instancias del productor Jean Caracus, Kaoma reformuló a finales los ochenta el tema “Llorando se fue”, del grupo boliviano Los Kjarkas, que se enteró del uso de su canción recién cuando “La Lambada” se convirtió en un hit.

“Si uno escucha ‘Llorando se fue’, un tema de amor grabado en 1983 por los Kjarkas, no queda duda alguna. No es que ambas composiciones se parezcan. Es que son iguales”, dijo Mario Agreda, del Movimiento Indio en Europa, en una entrevista publicada en 1989 por el diario español “El País”.

Agreda fue quien denunció el plagio, acción que tomó por sorpresa al grupo brasileño, que aparentemente ignoraba que los compositores de la canción, los hermanos Ulises y Gonzalo Hermosa, aún vivían cuando fue lanzada su versión, y que el grupo Los Kjarkas pertenecían a Gema, una asociación autoral de Alemania.

Cuando hizo la denuncia, Mario Agreda manifestó su deseo de generar un precedente para proteger los derechos de autor de los compositores indígenas.

“No me importaría que me llevasen ante la justicia para que salgan a relucir todos los trapos sucios (…) Yo acuso a la CBS, aunque ellos alegan estar amparados por un convenio internacional. Pero desde el punto de vista ético son responsables. Estoy harto de que nos pisen. No es la primera vez, ya lo hicieron con El cóndor pasa”, dijo en su momento.

Tras dos años de juicio,  el dictamen fue favorable para Los Kjarkas. Según declaró Gonzalo Hermosa en la entrevistada citada por el diario “El País”, un acuerdo inicial indicaba que Kaoma “debía hacer un depósito bancario por 140.000 dólares en concepto de daños y perjuicios, además de (pagar) un millón de dólares por derechos de autor”.

En una entrevista posterior con el diario argentino “Página/12”, Hermosa se negó a hablar sobre el monto final que acordaron con los miembros de Kaoma, aunque destacó que el triunfo para ellos fue moral.

“Fue algo más que un plagio. Los que nos quisieron robar esa saya que habíamos hecho en 1982 tuvieron una actitud de desprecio, como que ‘ahí hay unos bolivianitos que hicieron una canción, vamos a robársela…’, pero no sabían que teníamos buenas conexiones en todo el mundo, y pertenecemos a Gema, una asociación autoral de Alemania. Hubo una gran solidaridad para nuestra lucha, salieron artículos en Le Monde, en Libération, y era natural que la Justicia fallara a favor nuestro”, dijo en su momento el autor.

La lambada es en realidad un género musical tropical que fusiona el carimbo, el merengue, la salsa y el zouk -un ritmo originario de las Antillas francesas- del que Braz Vieira se convirtió en ícono brasileño en la década de 1980.

“La Lambada”, que se dio a conocer junto a un videoclip colorido y sensual, se hizo famosa en todo el mundo y vendió millones de ejemplares en más de 100 países. De acuerdo al libro de los Récord Guiness, gracias a “Chorando se foi”, la voz de Braz fue una de las “20 más ecuchadas” en el mundo.